Etiquetas

1984 (1) 1988 (1) 1991 (1) 2013 (1) 2014 (26) 2015 (8) 2016 (6) 2017 (84) 2018 (45) acrosticos (11) Álvaro (1) colaboración (3) copla (1) diciembre (2) Haiku (3) hokku (1) lira (2) microcuentos (22) micropoema (10) Mondô (1) poesía (87) prosa-poética (3) relato (1) Senryu (4) soneto (2) tanka (1)

¿Que es Entre Palabras?

Este es un espacio donde poner en orden, todas las palabras que se agolpan en mi cabeza, en forma, de poemas, pensamientos, reflexiones... Soy Hortensia Márquez Chapa, bienvenido/a.¡¡¡

lunes, 19 de febrero de 2018

(Silencio)


Y sostuve la mirada a la vida
en un acto estúpido
de autoafirmación insignificante,
sin más sentido que el de creer
mis propias mentiras.

Reté al tiempo
a un combate de fuerza,
sin pensar que el tiempo
es el dueño de mi fuerza.

Una nunca se acostumbra
a las tonterías que se pueden
llegar a hacer en nombre
de no sé qué ideología personal.

El ser humano es el único animal
capaz de creerse  dos veces
la misma mentira,
siempre que esta
sea un regalo para el odio.
¡Vanidad, de vanidades!

Ahora, acomodo mi cabeza
en tu regazo, esperando
calmar así este desasosiego
que me causa mí no aceptación.
Me relajo y dejo los sentidos
a flor de piel,
percibiendo todos los estímulos
que me son gratos  e importantes.

Sshhh¡¡¡( Silencio).



sábado, 17 de febrero de 2018

Palabras marchitas

Las palabras gastadas por el uso,
pierden su esencia
y se vuelven vacías.
Un amor mío,
 repetido con desgana
tiene sabor a rancio.
Pulular por el vocabulario
insistiendo en hacer hincapié
en las mismas palabras
que ya son borrones,
desprovistas de fuerza y
apagadas de verbo.

Palabras prostituidas,
mal usadas,
vendidas,
marchitas,
cansinas,
con olor a taberna sucia y alcohol barato.

Las palabras gastadas por el uso,
siguen buscando renovarse.

Vida cíclica

La vida a veces te regala un camino
de andar suave, dulce y de colores bellos
con luces, soles, estrellas  y destellos
casi onírico, como cuento divino.

Hermoso camino,  primavera pura.
Con un cuadro de Sorolla en la mirada,
y melodía de Vivaldi encontrada.
Respira este aroma amigo, en lo que dura.

Porque tarde o temprano el frío te llega,
la bella y hermosa flor se marchita y muere.
El camino roba, quita lo que quiere
y el invierno invade tu vida y la anega.

  • Copla Castellana
  • ABBA CDDC EFFE
  • Contiene 12 versos de 12 sílabas.

jueves, 15 de febrero de 2018

Grasa negra en las manos ( a mi padre)

¡Te extraño tanto!
Vuelvo a pintar en la tierra
efímeros bocetos de juegos.
¡Qué larga es la tarde!

Canicas de colores,
la teja y la tiza.
El barro y un clavo.
(Te echo de menos.)

Un  verano que dura como 7,
y llega septiembre.
Aprovecha las últimas tardes
antes de que te recluyan de nuevo.
El invierno se hace tan largo.

Calbotes calentitos,
somos seis, y mama dice
que hay que repartir.
Huele a leña y a carbón,
a hogar, a seguridad y amor.
(te extraño)

Las manos de grasa negra
traen un pan blanco a la mesa.
Un pellizco y un beso,
un guiño y una broma.
(te echo de menos)

miércoles, 14 de febrero de 2018

Mariposas negras.

Me limito a vivir,
así, sin barreras.
Sin objetivos ni deseos,
los escollos ya vienen ellos
y se ajustan entre el empeine del pie
y la sonrisa acida de la boca.

Me limito a deambular,
 a transitar por los escritos
que escribo pero no siempre suscribo.
A desgastarme a lametazos
de ojos que leen.
A corregir un tachón de tinta salada
en el esfuerzo de una mañana
que casi era de luz y rayo.

Cuando las mariposas negras
levanten el vuelo, prometo empezar
nuevos engendros menos oscuros
y más vistosos y sutiles.  
A veces no queda más remedio
que deshacer los versos enquistados
para poderlos abrir y allanar.
No sé si sucumbiré a tanto ahogo,
pero no es la primera vez
que el huno se acomoda en mi cabeza.
Igual si abro ventanas
en la azotea de este hueco
se despejan todas las tonterías,
los absurdos,
los gritos ciegos
y las visiones sordas.

¿Cuándo dejé el barco a la deriva?
No recuerdo si quiera
cuando empecé el viaje.
La aguas siguen revueltas,
y yo aquí procesando
una idea que no acabo de digerir.
El agua roza la punta de mis dedos
y un escalofrío de limpio
recorre mi espalda.
Los retazos de una infancia lejana
se paseas por la charca
como hojas  que navegan.
Y mientras tanto
bebo una copa de vino
y sonrío a una caricia que recibo.


martes, 13 de febrero de 2018

Con la miel recubriendo la hiel

Con la hiel en manos
y la miel en las caricias.

Intentando un abrazo
que no roce pero caliente.
Buscando un abrigo
en las ganas de querer quererte.
De querernos con los ojos.

Con la miel en los labios
y la hiel en el alma,

desprovista de posibles,
me resigno a buscar
unas pocas migajas
de caricias en un mundo
repleto de arañazos.

Con la hiel en odio
y la miel en las ganas.

Confundiendo querer con tener,
buscar con hallar.
Envolviendo en papel fino
los deseos que no llegan,
y se quedan perdidos
en los escollos del camino.

Con la miel recubriendo la hiel.



Revisión y ampliación de "Hiel y Miel"

lunes, 12 de febrero de 2018

Soneto de soledad solitaria y sola.


 Calculando en el tiempo ya pasado
y distancia que todavía queda,
con tela suave de auténtica seda
envolvería el sosiego cansado.

El corazón maltrecho gime helado
sin que con ello calmar dolor pueda,
triste viendo como esta vida rueda
sin un sitio, dejándolo apartado.

Soledad que está sola, tan amarga,
que no te pide, esa que sola llama
que me cae como una dura carga.

Sobre mi pecho como negra dama
sobrevives como bilis amarga
y te enquistas en mi lúgubre cama.


Soneto clásico.
  • ABBA ABBA CDC DCD
  • Contiene 14 versos de 11 sílabas cada verso.